Review: Nvidia Geforce 970

Posted on by gheoss

La GeForce GTX 970 es una rareza, un producto destinado a poner patas arriba todo un mercado. De hecho, parece incluso un misil dirigido al mercado de GPUs de gama alta, diseñado para causar el máximo daño a la competencia pero con el efecto colateral de afectar también a varias tarjetas de la propia Nvidia. Su precio ronda los 360€, lo cual no es barato, pero su ratio de rendimiento por euro es tan alto que habrá quien incluso piense que no vale la pena ir a por otra tarjeta de gama alta, y eso incluye la propia GTX 980 de Nvidia.

Los titulares son estos: la R9 290 de AMD y la R9 290X – el tope de gama – quedan obsoletas: se calientan mucho, consumen demasiado y son productos poco eficientes a los que la nueva gráfica de Nvidia supera sin problemas. Pero Nvidia también se ve afectada: la GTX 780 es historia, mientras que la 780 Ti, hasta hace unos meses una opción interesante, también queda relegada a una posición irrelevante. Con overclocking la GTX 970 también supera el rendimiento de la GTX 980 estándar en muchas aplicaciones, algo muy a tener en cuenta sabiendo que la segunda es un 65% más cara.

La onda expansiva no termina ahí, porque también hay ramificaciones en el mercado de GPUs duales. La bestial Radeon R9 295X2 de AMD, un monstruo refrigerado por agua con una potencia de 11.5 teraflops, era hasta ahora prácticamente la única opción para jugar a 4K con frame-rates decentes hasta la llegada de la arquitectura Maxwell. Tal y como están las cosas ahora, en cambio, dos 970 en SLI serán una alternativa más barata, más fresca, más silenciosa y mucho más eficiente a nivel energético. Es algo que ya probaremos más adelante, pero basándonos en los resultados que veréis ahora una configuración SLI 970 debería ser más que suficiente con la mayoría de juegos.

MSI nos ha proporcionado la unidad de pruebas, una tarjeta con la solución de refrigeración TwinFrozr 5, la cual nos ha impresionado por su silencio incluso cuando el overclock estaba al máximo. Las tres salidas DisplayPort del diseño de referencia se sustituyen por la tradicional configuración con dos salidas DVI/HDMI/DisplayPort, y curiosamente la alimentación con una entrada de 6/6 pins se sustituye por una de 8/6 pins

Hemos probado la versión de MSI de la GTX 970, con la última tecnología de refrigeración TwinFrozr. Es muy silenciosa – incluso con el overclock al máximo – y de gran calidad. Curiosamente la alimentación va con una entrada de 8/6 pins, en vez de la configuración de 6/6 pins del diseño de referencia.

Empezamos nuestras pruebas estándar de gameplay para GPUs de gama alta con Crysis 3 al máximo en la exigente fase Welcome to the Jungle, operando a 1080p. Según la encuesta de hardware de Steam, el 95% de los usuarios de PC juega a esta resolución, y apostaríamos a que la gran mayoría de estas pantallas funciona a 60Hz. Nuestro objetivo con la prueba de Crysis 3 es hacer todo lo posible para alcanzar una experiencia de juego 1080p60, la mejor opción para esta mayoría de pantallas.

Como tenemos una gran cantidad de datos en nuestro disco duro de otras pruebas de GPUs, esta vez tenemos para vosotros dos comparativas. En la primera la GTX 970 se enfrenta a su competencia de AMD – la Radeon R9 290 y la versión más cara de la tecnología Hawaii, la R9 290X. Tras esto el reto se repite con las opciones de Nvidia, la GTX 780 Ti y el tope de gama, la GTX 980.

El resultado es que la GTX 980 ofrece lo más cercano a 60FPS, mientras que la Radeon R9 290 es la que tiene más problemas para mantener este nivel de rendimiento. En la parte media están la GTX 780 Ti, la R9 290X y la GTX 970. La nueva tarjeta de Nvidia se sitía un poquito por encima de las otras dos: hay caídas de frame-rate, sin duda, pero en menor cantidad que con la 780 Ti y la 290X, algo destacable si tienes en cuenta que hasta hace unos días estas eran las dos mejores tarjetas con una GPU que podías comprar

El reto de mover Crysis 3 a 1080p con el detalle al máximo deja a la GTX 970 por detrás de la 980, pero supera sin problemas a la Radeon R9 290 de AMD. Los resultados entre la nueva tarjeta y la GTX 780 Ti y la R9 290X se acercan más, pero parece que la nueva gráfica de Nvidia aguanta más los bajones de frame-rate que sus competidoras, mucho más caras.

Análisis alternativo:

Crysis 3: GTX 970 vs GTX 780 ti vs GTX 980

Con este ejemplo práctico de la potencia de la GTX 970 pasemos a la teoría, poniendo la nueva tarjeta a prueba con varios benchmarks tanto en su estado de fábrica como con overclock. Usando MSI Afterburner hemos aumentado la potencia al 110%. En este escenario podemos ampliar la velocidad de reloj 185MHz más, mientras que los 4GB de memoria GDDR5 funcionan estables a 8000MHz, un 14% de mejora en ancho de banda de memoria. También subimos la velocidad del ventilador al 70% para acomodarse a la generación de calor, pero la tarjeta seguía siendo muy, muy silenciosa, un logro conseguido gracias al diseño TwinFrozr de MSI.

Los resultados conseguidos con la resolución de pruebas 1080p (la más importante) demuestran que este hardware es muy potente. La GTX 970 ofrece un rendimiento equivalente al de la 780 Ti en Crysis 3 y Battlefield 4, mientras que en BioShock Infinite y Metro: Last Light las diferencias no son tan apreciables. La GTX 980 parece ser un poco más débil con el Tomb Raider de Crystal Dynamics, y esto también es extrapolable a la 970. Es el único benchmark donde la R9 290X supera a las soluciones de Nvidia, mientras que la R9 290 ni siquiera entra en la carrera.

Por supuesto, lo que realmente abre los ojos es la comparación entre la GTX 970 con overclock y la GTX 980 de fábrica. Básicamente hemos recuperado todo el rendimiento (incluso superándolo en algunos casos) en todos los juegos excepto Crysis 3. Sin embargo, en todos los casos la GTX 780 Ti se queda por detrás de la 970 con overclock. En nuestras pruebas la GPU ofrece entre un 10% y un 15% más de rendimiento gracias al overclock, dependiendo de la aplicación.

1080p es la resolución más popular para jugar. Aquí usamos varias pruebas exigentes con el detalle al máximo para ver de qué es capaz esta tarjeta. Todas ellas se han producido usando FCAT

8c20a0cccd3600e0f13e6a34fc297df6

Para aquellos que busquen una experiencia ‘mejor que las consolas’ en sus potentes PCs una buena opción es adquirir un monitor 2.5K que opere a resolución 2560×1440. La mayoría de jugadores de PC juegan en su escritorio, sentados bastante cerca de la pantalla. En estas condiciones, el 77% de incremento en la cantidad de pixels respecto a 1080p ofrece resultados espectaculares.

Obviamente ese incremento requiere una tarjeta bastante potente, y quizás incluso una reducción en las opciones de calidad gráfica ingame. Al volver a hacer las pruebas anteriores con esta resolución hemos visto que la GTX 970 sigue manteniendo el tipo. La R9 290 y la GTX 780 se quedan por detrás en todas las pruebas (salvo por Tomb Raider), mientras que a su velocidad estándar la tarjeta planta cara a la R9 290X y la GTX 780 Ti.

Una vez más hacer overclocking en la GTX 970 elimina en casi todos los casos esos déficits, permitiendo que compita contra su hermana mayor. Normalmente no somos partidarios del overclock, porque el rendimiento se consigue a costa de incrementar en gran medida el calor y el consumo, pero la arquitectura Maxwell se escala muy bien y los niveles de calor y consumo energético siguen siendo menores que los de todas las tarjetas de anterior generación.

A 2560×1440 la GTX 970 sigue rindiendo muy bien, luchando cara a cara con las dos AMD basadas en Hawaii y aguantando el tipo frente a la GTX 980.

Tanto AMD como Nvidia han hecho bastante ruido sobre el juego 4K en los últimos 18 meses. Hubo un tiempo en el que 1080p no se consideraba una auténtica resolución para jugar en PC, pero eso cambió rápidamente cuando se estableció el estándar Full HD y proliferó en los salones de casa. 4K es el siguiente paso, con pantallas ultra-HD que cada vez son más numerosas y baratas, y los fabricantes de GPUs quieren que sus productos estén preparados de cara al futuro. La buena noticia es que las tarjetas Maxwell – la GTX 970 y la GTX 980 – tienen salidas HDMI 2.0, con lo cual estas GPUs pueden ofrecer imagen 4K a 60FPS, duplicando las posibilidades del actual estándar HDMI 1.4. ¿Pero tienen potencia suficiente como para ofrecer una experiencia jugable adecuada?

En esta última batería de benchmarks hemos siendo un poco realistas. Los niveles de calidad Ultra no están diseñados con 4K en mente, y renderizar cosas como un anti-aliasing brutal no son necesarias cuando el tamaño de los pixels en una pantalla 4K es tan pequeño. Siendo así, en estas pruebas bajamos de Ultra a la siguiente opción gráfica, y desactivamos el multi-sampling o super-sampling anti-aliasing por completo.

Los resultados demuestran que sigue siendo necesaria una solución con 2 GPUs para acercarse al juego a 60FPS – y algunos considerarán que la combinación de frame-rates cercanos a los 30FPS junto con reducción de calidad es demasiado compromiso. La GTX 980 domina en gran parte estas pruebas, pero la exigencia que tienen las GPUs para producir un simple frame reduce las distancias considerablemente entre todas las tarjetas. La GTX 970 de fábrica no es ni de lejos la que mejor rinde, pero con el overclock se vuelve mucho más competitiva frente a sus rivales.

8c20a0cccd3600e0f13e6a34fc297df6

Tanto AMD como Nvidia han hecho bastante ruido sobre el juego 4K en los últimos 18 meses. Hubo un tiempo en el que 1080p no se consideraba una auténtica resolución para jugar en PC, pero eso cambió rápidamente cuando se estableció el estándar Full HD y proliferó en los salones de casa. 4K es el siguiente paso, con pantallas ultra-HD que cada vez son más numerosas y baratas, y los fabricantes de GPUs quieren que sus productos estén preparados de cara al futuro. La buena noticia es que las tarjetas Maxwell – la GTX 970 y la GTX 980 – tienen salidas HDMI 2.0, con lo cual estas GPUs pueden ofrecer imagen 4K a 60FPS, duplicando las posibilidades del actual estándar HDMI 1.4. ¿Pero tienen potencia suficiente como para ofrecer una experiencia jugable adecuada?

En esta última batería de benchmarks hemos siendo un poco realistas. Los niveles de calidad Ultra no están diseñados con 4K en mente, y renderizar cosas como un anti-aliasing brutal no son necesarias cuando el tamaño de los pixels en una pantalla 4K es tan pequeño. Siendo así, en estas pruebas bajamos de Ultra a la siguiente opción gráfica, y desactivamos el multi-sampling o super-sampling anti-aliasing por completo.

Los resultados demuestran que sigue siendo necesaria una solución con 2 GPUs para acercarse al juego a 60FPS – y algunos considerarán que la combinación de frame-rates cercanos a los 30FPS junto con reducción de calidad es demasiado compromiso. La GTX 980 domina en gran parte estas pruebas, pero la exigencia que tienen las GPUs para producir un simple frame reduce las distancias considerablemente entre todas las tarjetas. La GTX 970 de fábrica no es ni de lejos la que mejor rinde, pero con el overclock se vuelve mucho más competitiva frente a sus rivales.

Incluso reduciendo las opciones de calidad gráfica la GTX 970 sufre a 4K. Aquí vemos gameplay a 30FPS en el mejor de los casos. 4K parece ser algo brutal para cualquier GPU de gama alta, aunque quizás dos 970 en SLI podrían ser suficiente.

8c20a0cccd3600e0f13e6a34fc297df6

Terminamos nuestras pruebas con un vistazo al consumo energético, un aspecto que Maxwell domina con puño de hierro. Lo que es interesante es que todos los recortes que hemos visto anteriormente en la GTX 970 no afectan ni mejoran la eficiencia energética. El pico de consumo de las dos nuevas tarjetas de Nvidia es idéntico tanto en su configuración de fábrica como al aplicar overclock.

Es la única decepción que tenemos con la GTX 970 teniendo en cuenta todo lo que aporta en general, y eso por no mencionar que la eficiencia sigue siendo muy superior a la del chip Hawaii de la R9 290 y 290X, y también al procesador GK110 de la GTX 780, GTX Titan y 780 Ti, incluso aplicando un overclock agresivo.

Para poner las cifras en contexto, debemos destacar que esta es la carga total del sistema según un medidor de voltaje. Nuestra configuración para este artículo era un Core i7 3770K a 4.3GHz (sin requerir voltaje adicional) junto a 16GB de RAM DDR3.

8c20a0cccd3600e0f13e6a34fc297df6

También hemos echado un vistazo de cerca al sistema Dynamic Super Resolution (DSR). Es una tecnología específica de la arquitectura Maxwell que permite acceder a resoluciones mucho más altas en los juegos, con la GPU reescalando al vuelo a la resolución nativa de la pantalla. En una reciente conferencia de Nvidia la compañía aseguraba que no tendría penalización de rendimiento, aunque el algoritmo de escalado usa un filtro gaussiano para mejorar los resultados comparados con los del super-sampling básico.

Hemos probado varios juegos a 4K nativo y luego a 1080p con reescalado 4K DSR. En todos los casos los frame-rates con DSR eran más bajos, aunque apenas un 1% o 2%. Estos resultados caen dentro de un margen de error, y claramente no son visibles por el ojo humano mientras se juega. DSR es una tecnología fascinante, pero en la mayoría de juegos modernos necesitarás un equipo brutalmente potente para poder usarlo.

Nvidia GeForce GTX 970 – el veredicto de Digital Foundry

Hoy en día se necesita algo verdaderamente especial para destacar en el mercado de las tarjetas gráficas. Normalmente AMD y Nvidia ponen el precio a sus productos en función de la potencia disponible, lo cual provoca un mercado en el que el coste va muy ligado al rendimiento y a una gama alta (a menudo inaccesible) en la que habitualmente hay menos valor en términos de rendimiento por euro.

La GTX 970 es diferente. No llega a tener el precio perfecto para el entusiasta, pero ofrece tantísimo rendimiento que el coste extra está más que justificado. Hablamos de una tarjeta que cuesta unos 360€ y que tranquilamente supera a rivales que costaban casi el doble hace unos meses. Se trata, simplemente, de un terremoto en la relación precio-rendimiento, y un producto destacable para una compañía que normalmente adopta la estrategia de coste premium para sus tarjetas más potentes.

Lo que está muy claro es que Nvidia ya no quiere hacer tarjetas gráficas basadas en el caro y grande chip GK110 – la Titan, la GTX 780 y la 780 Ti quedan caducas tras el lanzamiento de la GTX 970, más pequeña, más fresca, más eficiente y, lo más importante para Nvidia, más barata de fabricar. Este proceso de eliminación de gama tiene un efecto desafortunado para los productos premium de AMD, porque tanto la R9 290 como la 290X parecen ahora demasiado caras y necesitarán un descuento importante para seguir siendo competitivas. Los productos de gama baja de Nvidia también bajarán de precio y en estos momentos ya se pueden encontrar precios atractivos para la GTX 770 y la GTX 760 (la 780 y 780 Ti también bajan de precio, pero en nuestra opinión son caras comparadas con la GTX 970). Todavía no hay una tarjeta de bajo coste con Maxwell atractiva, excepto la GTX 750 Ti.

Resumiendo… con la GTX 980 nos encantó la eficiencia energética, pero no supone un gran cambio en el mercado de gama alta, con ventajas marginales respecto a la GTX 780 Ti. Con la GTX 970, en cambio, estamos ante una situación totalmente diferente: es un cambio radical que pone patas arriba el mercado de las tarjetas gráficas, con un rendimiento altísimo y un precio que la acerca al mercado masivo, donde logra ofrecer una relación calidad-precio espectacular. Siendo así, recomendamos sin ningún tipo de reservas esta nueva tarjeta de Nvidia.

Nvidia presentó esta nueva tarjeta gráfica en el evento Game 24 celebrado en Londres, al que asistió el redactor del artículo. Nvidia pagó los costes de transporte y alojamiento. Las pruebas con la tarjeta, sin embargo, se realizaron en las oficinas de Digital Foundry.

Leave A Response